lunes, 9 de noviembre de 2015

Twins






Me gustaría parar el tiempo ahora mismo y desde hace un tiempo. Reconozco que a veces fantaseo con un futuro que no sé si llegará.
Todavía recuerdo aquel miércoles, cuando me recogieron en el colegio personas distintas a las de siempre. Y aquella llamada desde el hospital: - Amanda, ya tus hermanos nacieron. Tengo el primero en los brazos; quién quieres que sea? -Enrique!
No sé exactamente por qué pero no dudé ni un segundo, y aunque es sólo un nombre y nada hubiera cambiado puede ser que eso haya hecho que desde el momento 1 tengamos una conexión especial. No te puedo engañar cuando estoy preocupada o me notas nada más entrar por la puerta que "tengo cara de necesitar cariño" Me haces llorar en una milésima de segundo. Adoro que te metas en mi cama y remolonear juntos. Leernos el pensamiento es una de las mejores sensaciones que puedo tener. Fantasear sobre un futuro que no sabemos si llegará aunque, conociéndote seguramente sea mejor de lo que pensamos.

Por otro lado, estaba "mi hermano de cara violeta" y "con fresa en el cuello". Eras tan pequeñito y vago como sigues siendo hoy. Eres un niño en todo su esplendor. Despreocupado, relajado y siempre sonriente. Ajeno a casi todo lo que sucede a tu alrededor pero sorprendentemente práctico.
Enganchas. Engancha tu sonrisa, tu pensamiento simple y tu lado presumido. Siempre al tanto de lo que sucede al otro lado del ordenador, de las últimas canciones de listas de éxitos o grupos que comienzan a sonar. Emanas creatividad por los cuatro costados. ingenio y humor a veces, para adultos. Algo más rebelde y con una máxima siempre presente "si algo no te gusta, no te conforme, cámbialo". Eres quién le da chispa a esta relación de tres, quien nos saca el lado más crítico. Compartimos rumores en grandes cantidades y eres mi mayor fuente de información en temas de ofimática. De ti heredé la repostería, el lado cocinillas que llevo dentro y aprendí a valorar las galletitas con mensaje en la mesa de noche o preparar un desayuno con tortitas los domingos para todos.

Tal vez yo haya sido esa Wendy, que no ha tenido uno, sino dos Peter Pan. Justo o injusto eso no lo sé. Lo único que puedo afirmar es que cuando me preguntan por mi número favorito sigo contestando: tres y las personas que más quiero: dos.
Ojalá sean eternos los abrazos, ojalá remolonear otro día más, ojalá sigan siendo pequeños, ojalá no cambien nunca. 

Espero que os guste. Muchas gracias por estar ahí.


 
 
 
 



Photos by: Javier Ramos (@javier.rh)

XOXO


1 comentario:

  1. que bonito post!!
    estan hermosas todas las fotos <3

    www.chicpineapple.blogspot.com

    ResponderEliminar

¡Muchas gracias por tu comentario!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...